El cierre de la Phillip Morris demuestra la verdadera finalidad de la confianza inversionista:



Deja un comentario